CULTURA ESCUCHA "Condicion De La Democracia". PARTE II.

Escrito por kavayero 10-11-2009 en General. Comentarios (0)

Primeramente después ya de haber explicado ya los conceptos y la importancia del HABLA-ESCUCHA ahora nos centraremos mas en lo que es el debate que es muy importante dentro del dialogo y la escucha también, pero muchas personas lo llevamos a cabo sin conocer su significado más concretamente.

Esto es muy importante es la rama de la comunicación  mediante el nos podemos comunicar pero dejando claro que no es lo mismo el dialogo que el debate  y mucho menos que la negociación; pero que tanta razón  el texto pues la mayoría de las personas (incluyéndome a mí, a veces), no dialogamos; todo lo contrario ponemos nuestra autoridad delante de otro, y eso está muy mal.

Nos menciona que anteriormente se consideraba a la negociación  como una manera de acortar la distancia entre las personas y de auto resolver los problemas entre ellos, en pocas palabras este término tiene mas fin sobre aquel arreglo dispuesto en dos partes que tienen intereses en común que finalmente son encontrados mutuamente.

Esta lectura la verdad está muy interesante ya que nos enseña a cómo debemos de dialogar, cuales son las características de cada concepto mencionado anteriormente, estaría muy bien que todas las personas la leyeran ya que te deja mucho en que pensar (positivamente).

Tampoco, recordemos, no es lo mismo dialogar que debatir, pues miremos con atención y veremos que el debate es una forma de dialogo para llegar a un acuerdo común, pero existen muchos métodos para dialogar.

Este puede ser de diversas formas pero las más destacadas son:

 

Ø  El dialogo instrumental que es  el que se encuentra como disfraz entre los integrantes, este método a mi me parece que está mal ya que su fin es el propio de cada persona utilizando a los de mas como herramientas para sus fines. Y siendo sinceros es el que más utilizamos en la actualidad las personas ya que en estos días nadie quiere el beneficio para los demás, si no todo lo contrario solo buscamos nuestro propio beneficio.

 

Ø  El dialogo argumental o comúnmente conocido como debate en el cual mencione con anterioridad es en el que varias personas comparten conocimientos, buscando llegar a un mismo fin. Pero la verdad cada quien quiere que su opinión sea la más correcta pues cada cabeza es un mundo y casi nadie o nadie (la mayoría de las veces) pensamos igual y tenemos ideas iguales que los demás, siento que este es un método muy eficaz y sencillo ya que te enriqueces con otros argumentos no solo el tuyo y pues me imagino que cuando se tiene una duda entre todos tratan de resolverla.

 

Ø  El dialogo de escucha, este se encarga mas de ampliar los horizontes de los integrantes mediante métodos comunicativos como todos los anteriores, este también es importante, para mi punto de vista. Es aquí donde aparece el dialogo de persuasión que es parte del mismo discurso, el dialogo del escucha es; en pocas palabras, el que no existe en el proceso discriminatorio.

 

 

 

Para finalizar la lectura nos hizo unas menciones muy importantes que debemos recordar siempre como es la formación del escucha, que existen él en retos para la democracia de escucha, uno de ellos por ejemplo, es el que debemos de saber; por lógica, es que somos muchos en todo el mundo pero son pocos los que saben dialogar en tiempo y forma, y otro es el de quien debe de escuchar a quien, yo pienso que todos debemos escucharnos mutuamente porque somos ciudadanos que contamos con los mismos derechos.

Aquí hace mención a unos párrafos muy ilustrativos los cuales profesor me recordó a lo de la profesora que nos exigió del altar que lo retiráramos ella para empezar se nota que no utiliza el HABLA-ESCUCHA pues la verdad hizo muy mal, es a ellos (la mayoría de los profesores) a los que les deben de impartir estas clases pues ellos en algunos casos las necesitan más que nosotros.

En fin esta lectura me pareció muy amplia pero en momento muy oportuno pues relata cómo, en qué momento y forma debemos de saber comunicarnos dialogando con los demás sabiendo escuchar y ser escuchados.

 

 

 

 

  

 

 

 

 

                                                                                       Miraflor Aguilar.

                                                                                                                     AUTOR.

 

 

 

 

 

1. ¿Cuál es el comentario de Gemma Corradi acerca del escuchar?

Ø Ella comenta que “nadie puede negar que hablar implica escuchar y sin embargo nadie se toma la molestia de señalar, que en nuestra cultura siempre ha habido profusión de trabajos escolares centrados en la actividad expresiva y muy pocos, casi ninguno en la comparación, dedicados al estudio de la escucha.

 

2. ¿Cómo define Miraflor Aguilar la razón y la capacidad de escuchar?

Ø Es interesante constatar eta especie de desviación originaria de nuestra cultura cuando se consulta el diccionario. Razón en griego logos, ente la diversidad de aceptaciones no aparecen referencias reconocibles a la noción y a la capacidad de escucha.

 

3. ¿Cuál es el punto de vista de Benjamín Barber sobre la práctica de escuchar?

Ø Considera que la práctica de escuchar es en sí misma incluyente y democrática y que, por el contrario, enfatizar el habla en vez de la escucha refuerza desigualdades naturales relacionada con habilidades para hablar con claridad, elocuencia, lógica y retorica.

 

4. Menciona el punto de vista de Roland Barthes sobre la escucha.

Ø Que es imposible pensar en una sociedad libre si se acepta de entrada preservar en ella los antiguos lugares de escucha, que en las sociedades tradicionales son básicamente dos: la escucha arrogante del superior y la escucha servil del inferior.

 

5. ¿En qué consiste la escucha condenatoria, la escucha servil y la indiferente?

Ø La escucha arrogante es la escucha condenatoria, la que atiende al otro (a) para encontrar la falta, el error, la culpa, con el fin de reprobar moralmente, excluir o castigar; la escucha servil, que es la escucha del sumiso, que se anula a si mismo para dejarse guiar absolutamente, sin cuestionar, por cualquiera que represente a una determinada autoridad, real o imaginaria. Por último la escucha indiferente es en la que solo se aplica el término OIR no escuchar como es el caso de las mujeres de Juárez entre infinidades de casos más.

 

6. Describe la opinión de Miraflor Aguilar en relación con las culturas minoritarias y los grupos oprimidos.

Ø Hay que abandonar la creencia de que hablar es la única manera de participar de manera creativa en la política. En muchas reflexiones sobre el papel que deben jugar las minorías en los procesos sociales, se suele creer que la dimensión liberadora o enmancipatoria está ligada exclusivamente a tomar y hasta a arrebatar la palabra. Lo que emancipa, lo que demuestra mi fuerza, no es escuchar, si no hablar.

 

7. ¿Cuál es la idea de Polemarco acerca del habla?

Ø El tiene clara la idea de que no escuchar es una forma efectiva del ejercicio del poder, del poder autoritario.

 

8. ¿Qué es la desviación originaria de la cultura del habla?

Ø Es que entre los derechos humanos y las garantías individuales no se piensa la escucha como una obligación del ciudadano, y mucho menos como un derecho. Tenemos derecho al libre tránsito, a la libre expresión, pero no tenemos derecho a ser escuchados ni, mucho menos a escuchar.

 

9. ¿Qué implican los términos: deber, democracia y verdad?

Ø La democracia no consiste solamente en votar cada seis meses es también deliberar para hablar con otros tenemos que saber con quién estamos hablando, porque si no lo sabemos, es como hablar con nosotros mismos, comprender la escucha como un deber ciudadano implica atender responsablemente a quien habla. Por último la verdad es simple y unitaria, y no es así, este supuesto fue una creencia en el ámbito de las ciencias naturales se sostiene.

 

10. ¿Por qué hace mención Miraflores Aguilar que la escucha espanta?

Ø La escucha se vuelve un arma poderosa, tan poderosa que podríamos darnos cuenta de que las fuerzas que sustentan la desigualdad social buscan de todas las maneras posibles bloquear o distorsionar la atención ciudadana de manera tal que impidan el tipo de escucha que se requiere en la política democrática.

 

11. ¿Por qué la escucha es un arte?

Ø Si decimos que es un arte, por serlo requiere cierta información, requiere cierta destreza porque, como vimos, no se trata de un don natural. Se aprende a escuchar, para lo cual se requiere un conjunto de habilidades y virtudes que debe fomentar la cultura democrática. Por lo tanto ni siquiera remontarnos a la cultura helénica nos ayudaría a la precisión conceptual, si no al revés, nos confundiríamos aun más.

 

12. ¿Cuál es la critica que hace Miraflor Aguilar al planteamiento de B. Barber sobre la escucha?

Ø Existen dos razones: primero, porque supone que la escucha no requiere habilidad, aprendizaje y cierta destreza, como si  se tratase de un don natural; segundo, porque olvida que no toda escucha es democrática ni conveniente para las prácticas sociales igualatorias.